La fotografía perfecta

<?php the_title(); ?>
Domingo 03 de Marzo del 2024

Mientras bailaba alguien me tomó esta foto y, sin saberlo, fue un gran regalo porque a través de los años se hizo un recordatorio: Si mi cuerpo tiene la capacidad de doblarse y de ceder, mi mente también puede hacerlo. No soy mis pensamientos, tan rígidos y cuadrados, no, soy más flexible que eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*