2020

<?php the_title(); ?>
Domingo 03 de Marzo del 2024

No quiero pensar que este año ha sido un mal año. Si lo hago me lo creería y sería muy injusta con las cosas buenas que viví. No, tampoco quiero decir que fue un año difícil —las palabras son peligrosas ya que la mente se las cree—, sino un año interesante, diferente.

No sé qué va a suceder, el futuro es incierto y volátil, lo que sí sé es que van a pasar cosas buenas y no tan buenas, pero en mí está la voluntad de encontrar el equilibrio para no convertirlas en una tragedia. En mí siempre ha estado la facultad para ver el vaso medio lleno o medio vacío. Eso es lo que va a suceder, veré el mismo escenario con ojos distintos y con una mente pragmática, sin especulaciones que provoquen que las ramificaciones nerviosas de mi columna vertebral, se quiebren. Porque a pesar de todo, sigo siendo «la dueña de mi destino, la capitana de mi alma».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*